Capítulo III.- Cogiendo impulso…. desde el 2.000 al 2.0004

Por José Fernando Bermúdez López

2000

En el año 2000, nos diseñó José, un manto cuya cenefa era una larga banda azul que recorría todas las piezas, muy original, se llevó un 4º premio, vestido por un precioso caballo blanco que se enjaezó por segunda vez en una nave de la carretera de Murcia.

Poco a poco íbamos aumentando el número de socios, consolidándonos socialmente, algo incluso más importante que los propios premios. Tuvimos la suerte de poder contar con Jesús “del Bar Sol”, se instaló en nuestro bajo, lo reformó y sacó adelante unos de los mejores Salones de Celebraciones de Caravaca, gracias a él, pudimos contar con un refugio de mayor categoría.

2001

En el 2001 sacamos un caballo de nombre “Moro” propiedad de Miguel Romera “El Panes”, y como su propio nombre indica era marrón oscuro. El manto lo ideó un experto diseñador, Rafael Escámez fue un 3º premio.  Un manto en donde destacaban los tonos verdes y que fue el último en el cual Cati hizó la seda. El día 2 amaneció con buen tiempo que a la hora de la cuesta se tornó en lluvia y en un chaparrón importante a la hora de entregar los premios. Por aquellos años se comenzó a bajar Santa Elena después de las fiestas y ese mismo año la Peña Mayrena consiguió el ansiado triplete que a nosotros se nos había escapado.

2002

En el 2002, tuvimos el honor de realizar la primera carrera de la historia con transponder, ya que nos tocó el número 1 en el orden y se instauró ese mismo año. Fue la primera carrera que obtuvo el calificativo de “carrera no valida”, una pena, pero alguien tenía que ser el primero.

Con un precioso caballo de Paconsa, de nombre “Galopón”. Durante esas fiestas le tornaron a cambiar el nombre como el caballo de “Pipi Calzaslargas”, por la cantidad de manchas que tenía. Vistió un manto de Rafael Escámez, muy bonito de tonos morados y rosas cuya cenefa recordaba a la decoración de la Alhambra,  obteniendo el 5º premio, bordado por primera vez por Mari Cruz (ya apuntaba maneras). Aquel año la Peña Sangrino comenzó con el primero de sus 5 consecutivos.

2003

Para el 2003, nuevo año Jubilar,  volvió a ser Rafael el diseñador elegido. Con cenefas de mariposa, realizando un gran trabajo que obtuvo el 5º premio, no fueron años de grandes éxitos, pero en lo social la peña funcionaba muy bien. Aumentaba el número de socios, teníamos un local recién reformado y unas bordadoras envidiadas por cualquier peña.

Durante esos años los premios andaban entre terceros, cuartos y quintos.

2004

En el  2004 un 4º premio.  Dibujado por un diseñador que comenzaba en aquellos años y que obtendría muchos triunfos en el futuro, Juanmi. A pesar de ser un cuarto puesto, ya se notaba la calidad que tenía en sus manos, pues era un manto muy prometedor y que gustó mucho.

 

Trajimos de Alcantarilla un precioso caballo negro, “Alhabe”. Un gran porte,  movimientos elegantes y espectaculares, consiguiendo el 1º premio de caballo a pelo, 10 años después de aquel 94 con otro caballo negro. Una alegría inmensa. El el caballo lo merecía y lucía el manto de forma magnífica.

En estos años la Peña estaba centrada en una sola vertiente de los Caballos del Vino. En años sucesivos descubrimos, giros del destino, un mundo desconocido para nosotros, apasionante y que sobretodo que merecía la pena vivir. LA CUESTA