EL CABALLO

Por José Fernando Bermúdez López

El Caballo

Características

Dentro de la gran variedad  de caballos que existen en los Caballos del Vino, predominan unas razas dependiendo del objetivo que se marca cada Peña.

Las que colocan su punto de mira en el concurso de “Enjaezamiento” y “Caballo a Pelo“, son en su mayoría caballos de Pura Raza Española o Portuguesa. En ellos se busca un buen porte, gran tamaño, elegancia en el paso y unas proporciones adecuadas en su morfología.

En cambio para los caballos cuyo objetivo es, entre otros, la “Carrera del día 2 de mayo” existe mayor variedad; árabes, angloárabes, inglés, cuarto de milla… En ellos se busca la velocidad, la explosividad en la carrera,  la potencia…

Esto es solo una tendencia general. Se han dado casos de caballos de Pura Raza Española que han ganado el concurso de carrera y Peñas con caballos de carrera que han conseguido el 1º premio de enjaezamiento.

En el caso de la Peña Campeón, predominan los caballos de Pura Raza Española con el objetivo de alcanzar el 1º premio de enjaezamiento. 

Patronaje

Es fundamental antes de iniciar el diseño, en el caso de una peña que saque un caballo nuevo para ellos, que se tomen medidas para el tamaño de las piezas, ya que se considera de vital importancia que las piezas del enjaezamiento estén correctamente proporcionadas con el caballo que visten, al igual que ocurre en una persona elegante en su vestir. 

Pruebas

En aquellas peñas con el objetivo de conseguir un premio de carrera, las pruebas en la elección de caballistas son una parte imprescindible, ya que de una correcta elección depende mucho el resultado final.

Suelen realizar entrenamientos durante todo el año “en secreto”, en diferentes cuestas de la zona de huerta que rodea Caravaca. Existe además una cuesta “gemela” a la cuesta del Castillo, con las mismas proporciones, inclinación, distancias… Los caballistas se prueban en ella minimizando los riesgos y posibilidades de accidentes, ya que se encuentra delimitada y controlada.

Cada peña tiene su propio sistema de elección de caballistas, aunque generalmente se decide entre los mismos aspirantes.